Recomendaciones para el usuario


Nos complace hacer descubrir Natur&Ô, ¡La autenticidad del agua!
Su rociador de ducha le traerá las virtudes del bien estar .
El rociador de ducha Natu&Ô se compone de tres categorías de minerales naturales Cada uno de ellos encajan en los compartimentos desmontables y recargables.
Los minerales tienen una duración de vida entre uno y dos años según el uso y la calidad del agua (ej.: Dos personas, dos duchas al día con un agua mediantemente calcaría, tendrá una duración de 18 a 24 meses) .
La transparencia de su roció de ducha le permite visualizar la disolución de los minerales a ritmos desiguales. Ellos serán ajustados o remplazados por recambios que nosotros podemos ofrecerles en nuestros puntos de venta, ferias o en nuestra tienda: en él la Web www.natur-eo.com
Con el fin de conservar un chorro de agua suave y micro masaje, se le aconseja mantener la reja situada en la extremidad del rocío de la ducha. El mantenimiento de la reja se hace desmontando la ducha (Póngala en un baño de vinagre de alcohol durante 5 a 10 min.). La cal depositada en la reja puede ocasionar daños a su rocío de ducha (apertura del rocío de ducha, fisura de la tuerca de cierre). Esto no está contemplado en su garantía. Cuidado con el montaje de la reja y de su junta, es muy importante: Poner su reja en el sentido de la marcaNatur&Ô, tiene que ser visible del exterior y solo después poner la junta. Ese montaje es muy importante. Un montaje erróneo ocasionaría fugas de agua por la tuerca de apretamiento o de la apertura del rocío de ducha .
El filtro cónico, ubicado en el mango de la ducha donde se retienen las impurezas del agua, tiene que ser regularmente verificado. Hacerlo pivotar, cepillarlo para eliminar cualquier impureza y reponerlo punta hacia abajo del mango.
Los sólidos de Platón:
El Dodecaedro se sitúa en la entrada del mango de la ducha, cerca de la fuente del agua. El Icosaedro se sitúa al principio del cabezal de ducha después del Germanio. Las formas deben seguir este orden con el fin de respectar los efectos que producen, estos conservando los efectos de por vida. El agua procedente de la ducha y de sus minerales es para un uso exclusivamente externo, por su fuerte componente en hierro se desaconseja beberla. No deje el rocío de la ducha al alcance de los niños, tragar los minerales puede producir intoxicaciones o incluso ahogos.